The jamón has arrived!

¡Ya estoy en Japón! Bueno, de hecho llevo 3 días, que parecen semanas. No he podido escribir antes porque, por increíble que parezca, no he tenido conexión a Internet. Seguro que hay cafeterías y sitios con wifi, pero he estado liado en distintas cosas que detallaré en otros posts. Ha sido un viaje largo, pero no he estado cansado, ni he tenido dolores ni problemas de sueño, así que podría decir que no he sufrido jet lag.

En este post contaré cómo fue el viaje y dejaré los detalles de esos primeros días para más adelante.

El día 20 nos levantamos en Madrid a las 6:45, lo cual me parecía un poco exagerado para coger un avión que salía a las 10:40, pero bueno, no seré yo el que peque por falta de precaución. En cualquier caso la Ley de Murphy no perdona, y al final el avión salió de Madrid con media hora de retraso, según nos informaron porque había viento fuerte, aunque esos mismos vientos podían hacernos llegar antes a Amsterdam.

¡Maletas facturadas!

Felicidad al facturar las maletas sin problemas. La mía pesaba 29 kilos y pico, de los 30 permitidos.

Transbordo en Amsterdam

Yendo de la terminal C a la F en el aeropuerto de Amsterdam, 20 minutos y dándose cierta prisa.

Poco importó, porque el transbordo en Amsterdam se retrasó una hora, por causas que aún ahora desconozco. No sé si es que le meten más caña al avión o qué, pero acabamos llegando a Tokio con sólo media hora de retraso, que no es para tanto en un trayecto de 10 horas y media.

747 destino Narita, Tokio

El avión que nos llevó de Amsterdam a Tokio, me maravilla la ingeniería de los aviones.

No diré que el viaje se hizo corto, ni mucho menos, pero entre la siestecita de casi 5 horas que me tiré gracias a 3 valerianas, a las frecuentes comidas y snacks que nos daban las azafatas (casi excesivas) y a diversos pasatiempos (un periódico en japonés, trabajar en el portátil, ver alguna película…) pues llegué cuerdo y razonablemente descansado a Tokio a las 10:15 del día 21.

Cena en el avión

La cena del vuelo. No es lo mejor que haya comido nunca, pero estaba buena como para terminarla toda.

El desayuno en el avión.

El desayuno del vuelo, poco antes de llegar.

En el Aeropuerto de Narita pasamos por inmigración, donde nos hicieron preguntas sobre dónde nos íbamos a alojar, qué sitios íbamos a visitar, y cosas así. Tras eso y recoger el equipaje pasamos por la aduana, en menos de 10 segundos gracias a ir acompañados de una japonesa que cruza algunas palabras con el aduanero. En la sala de espera me esperaba Keiji Morosawa, que me alojaría hoy en Yokohama. Compramos un billete de autobús hasta Yokohama (3500 yenes, 21 euros), que pago con la tarjeta de crédito, a las 10:52. El autobus sale a las 11:00. Llegamos al andén a las 10:54; a las 10:55 sale el autobús que estaba estacionado en nuestro andén; a las 10:57 llega nuestro autobus y a las 11:00 salimos hacia Yokohama. Es más increíble cuando uno piensa que 3 días antes me pasé 40 minutos esperando un autobús en la parada de mi pueblo (y no es un hecho aislado, que es lo jodido).

Hay más que contar, pero eso será en el próximo fascículo. A ver de dónde saco el tiempo.

Nota: las fotos están hechas con la cámara de Ikuko, la novia de Dani, y por limitaciones de espacio hubo que hacerlas a 640×480, así que es lo que hay.

Explore posts in the same categories: Fotos, Personal

11 comentarios en “The jamón has arrived!”

  1. Fran Garcia Says:

    Unas preguntillas

    ¿que tal tu avion? ¿iban mas gaijin que japoneses o estaba la cosa equilibrada?

    Y sobre el paso de la aduana..¿te confiscaron algo (no se si llevabas jamón, queso o cualquier producto español para regalarlo o para consumo propio)? ¿hacen muchas preguntas impertinentes? ¿los agentes de aduana hablan inglés?

  2. fidelramos Says:

    El avión bien, la clase turista es estrecha, pero eso supongo que es con todas las compañías. Iban muchísimos más japoneses que extranjeros. Pero muchos más.

    Lo de la aduana, ni siquiera miraron el interior, Ikuko le dijo al aduanero que “vienen de turismo”, “no traen nada, solo regalos (omiyage)”, y nos dejaron pasar.

    En inmigración sí nos pararon más tiempo. Aparte de lo obvio de mirar el pasaporte, te preguntan el motivo de tu visita (turismo), dónde vas a ir (principalmente a Tokio pero también a la zona de Osaka), dónde vas a alojarte (en un hostal y después en un piso alquilado), y hay que enseñar el billete de vuelta, porque el visado de turista para españoles es de 3 meses, y si lo tienes para después sabrán que hay gato encerrado.

    Ah, y poco antes de llegar al aeropuerto, a los extranjeros se les da un formulario de inmigración para irlo rellenando. Hay que poner nombre, nacionalidad, número de pasaporte, y responder a tres preguntas privadas estilo estadounidense: “¿has sido condenado en Japón o en algún otro país?”; “¿traes drogas, estupefacientes, armas…?” y… no me acuerdo de la tercera.

    En fin, yo no tuve problemas, pero iba limpio así que no tenía que haberlos.

  3. Chewie Says:

    Ya empezábamos a pensar que te habías estrellado en la estepa siberiana y habías sido esclavizado por una tribu de tártaros. Have fun, y tennos informados.

    La tercera pregunta sería si “planeas atentar contra el emperador Akihito”, o algo así.

  4. LaProfe Says:

    Yupiiii por fín Fidel y Dani en Japón!!

    Qué recuerdos, esa sensación de llevar semanas cuando en realidad sólo han pasado unos días…

  5. Ana_Yaco Says:

    Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! q tal todo, parece que mu bien no?? desde luego no te imagino por las calles de japón comiendo fideillos con palillos y tu cámara de fotos colgando, todo un autentico giri (o como se escriba)

    Bueno espero q la experiencia esté saliendo como soñabas, q sepas q eres todo un ejemplo a seguir …

    Un besote

  6. Sonia-chan Says:

    Fidel!!!! que suerte jodio!!!!

    Espero que te vaya bien por Japón, y que no pases mucha hambre, que la comida está muy cara xD

    Seguiré leyendo tu blog, que me parece una gran idea eso de hacer un diario de viaje, a ver si nos enseñas fotos wapas de todos todos los sitios… y si vas al edificio de Squarenix hazme una foto del Sefi que hay alli a muuuucha resolución, que la quierooooooo :D

  7. Spock&Wife Says:

    Si la foto es del avión en que volaste, es un Boeing 747.
    Cuenta todos los problemas para que le sirva de experiencia al personal.
    Creo que la rata podría llamarse “Snuffy”, que no sabemos si significa algo pero suena bien.
    Hasta pronto.

  8. Kasko Says:

    Kiyo esto llega a enganchar y todo, la espera entre un post tuyo y otro se hace casi tan larga como la espera entre capitulo de Lost y otro :)
    No tardes en contarnos mas!.
    Pasalo bien.
    Un abrazo.

  9. kala Says:

    Me alegro de que el viaje se te hiciera ameno y que la mayor complicacion que tuvisteis fueran los retrasos de los aviones.

    Pues ya estas en japón despues de años esperando y diciendo que irias, tus pies por fin estan tocando tierra nipona (en cuanto a lo de los autobuses a ver si puedes raptar un par o tres de conductores japos para que el esperar el autobus aqui no sea tan amargo xD).

    Yo tambien propongo un nombre para tu mascota peluchil, y el nombre que deberias ponerle seria bambino ya sabes :P.

    Esperamos tu siguiente post con ansia xD


  10. […] Jamón en Japón Un friki en el país del sol naciente « The jamón has arrived! […]


  11. […] duda, y he de agradecerlo, la compañía de Fidel y sus memes fue uno de los grandes valores del viaje. No hay comentarios por mucho Deja un […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: